Gastronomía de Lima Perú, Ceviche en Lima, causa limeña, Sancochado, Suspiro de limeña. mazamorra morada, Dulces limeños

Casonas antiguas de Lima

Gastronomía, Lima capital gastronómica de América Latina

Lima como uno de sus mayores atractivos te ofrece su gran oferta gastronómica. No por nada la ciudad fue nombrada como capital gastronómica de América Latina durante la Cuarta Cumbre internacional de Gastronomía Madrid Fusión en 2006.

Turistas de diferentes partes del mundo llegan aquí para conocer y probar nuestro famoso plato de bandera: el ceviche. Pero la cocina limeña tiene mucho más que ofrecer, ahí tenemos su apetitosa causa, su papa rellena, su sancochado, su lomo saltado, sus anticuchos y su ají de gallina, entre muchos otros.

La cocina limeña ha heredado los secretos culinarios prehispánicos y coloniales y ha sabido fusionarlos con las más deliciosas gastronomías de oriente y Europa. El secreto de su éxito parece residir en la libertad para explorar nuevos sabores, para combinar ingredientes, para rescatar insumos del olvido y transformar sabiamente todo lo sabroso que otros pueblos nos han ofrecido creando un producto original.

Lima es también una ciudad de azúcar, posee numerosos postres criollos como: suspiro de limeña, mazamorra morada, arroz con leche, picarones y el clásico turrón de doña Pepa que se consume en octubre durante la festividad del Señor de los Milagros. Otros menos conocidos pero igualmente sabrosos son: el budín de cochino, el champús, el ranfañote y el sanguito.

Buena comida para todos los bolsillos se puede encontrar en cada rincón de la ciudad de Lima; aquí no es indispensable tener mucho dinero para endilgarse un banquete de reyes. En los famosos huariques (fondas o pequeños restaurantes que son reconocidos por ofrecer algún plato de original o de exquisito sabor) se puede comer riquísimo y a precios accesibles; también tenemos restaurantes que ofrecen menús económicos. Lima te ofrece también restaurantes de primer nivel, de renombrados chefs de clase mundial donde se ofrece de la mejor manera lo mejor de la gastronomía peruana. La ciudad de los reyes se debe visitar con el tenedor en la mano.

Cocina Novoandina

La cocina novoandina nació a fines de los años ochenta como una forma de rescatar los insumos de origen andino: la quinua, la kiwicha, el tarwi, la oca, el olluco, la carne de alpaca, todos de alto poder energético y nutritivo, para incorporarlos a una cocina moderna. Hoy podemos disfrutar de un rissotto de quinua, unos spaghettís en salsa de huancaína o una trucha acompañada de mermelada de aguaymanto. Esta cocina es el presente y futuro de la comida peruana. Utilizando técnicas contemporáneas prestadas de la culinaria europea, se ablandaron los picores y asperezas de nuestra cocina regional para crear los sabores nuevos, delicados y muy nutritivos que hoy reinan en las mesas de todo el mundo.

Chifas

Los Chifas son muy populares en el Perú, en Lima se encuentran en todos los barrios, en los Chifas se ofrecen ricos platillos, productos de la fusión de la comida peruana y china. El arroz chaufa es el plato por excelencia. La fusión de la comida peruana –china empieza desde que se inicia la gran migración china al Perú en 1921, la población china se concentro en algunos barrios populares en Lima como la Calle Capón, donde nacieron los primeros chifas. El chifa pasó a ser el lugar donde todos podamos encontrar comida sabrosa, calientita y barata.

Ganas de suspirar: El Suspiro de limeña

Uno de los postres más representativos de Lima es el suspiro de limeña, una verdadera orgía azucarada capaz de levantarle el ánimo al mismo Lázaro sin intervención divina. Su origen se remonta al siglo XIX y tiene una fuerte influencia mora. Se prepara a base de leches condensada y evaporada, azúcar, huevos, un chorro de Oporto, vainilla y canela en polvo y posee la consistencia de un manjar blanco, coronado por claras batidas espolvoreadas con canela.

Mazamorra Morada

Este es sin duda el postre típico de la ciudad de los reyes y el recuerdo más tierno de la infancia de miles de limeños. Se elabora con maíz morado, azúcar, harina de camote, trozos de canela, clavos de olor, piña, y jugo de limón. A esta compota espesa se le añaden todo tipo de "tropezones" como manzana, membrillo, melocotones, guindas, guindones, huesillos y se espolvorea con canela en polvo. Deliciosa y nutritiva como pocas, la mazamorra morada no necesita de tanto texto, se defiende solita.

Milagro de octubre

Doña Pepa, devota del Señor de los Milagros fue la creadora del Turrón de Doña Pepa, otro de los postres emblemáticos de Lima. Cuenta la leyenda que doña Josefa Marmanillo elaboró el primer turrón en agradecimiento a un milagro concedido por el Cristo Moreno.

Miel colonial

El arribo de españoles, moros y africanos durante la Colonia creó una fusión de técnicas e insumos que las reposteras supieron aprovechar en beneficio de los dulceros. Ahí están el ranfañote y el bienmesabe, el budín de camote y las ponderaciones, los imbatibles picarones con miel de chancaca y el champús de frutas.

Muchos de estos postres casi han desaparecido de las mesas familiares y algunos han sido rescatados del olvido por los restaurantes criollos modernos o por una que otra dulcería de barrio. En Lima, el malecón Chabuca Granda, a orillas del río Rímac, es un excelente lugar para degustar estos postres de antaño.

Principales platos tipicos que puede saborear en Lima son:

Sus postres típicos son:

La bebida tradicional es la chicha morada, hecha del maiz morado.